No me pierdo nada

‘Cintora, a pie de calle’: un esperado, pero no sonado, regreso

By  | 

Pese a que la salida del periodista de Cuatro fue más que sonada y aparentemente sentenciadora, la vuelta de Jesús Cintora a la cadena no ha supuesto la expectación esperada. Quizá sea que estamos malacostumbrados a los circos que hay detrás de las idas y venidas de los personajes de los que se nutre la otra cadena del grupo, de las bajadas de escalera y de los elevadísimos shares del programa estrella de estos artificios y todo lo que no sea tan exagerado nos sabe a poco.

Aunque lo hayan tildado del ‘Salvados’ de marca blanca, no quiero pensar que Cintora haya pretendido absolutamente nada más que volver al trabajo con su regreso: pese a no habernos contando nada nuevo, el periodista ofreció un reflejo realista de lo que se vive en la calle al mostrarnos cómo la circulación del dinero negro es más que habitual. A diferencia del formato de Évole, ‘Cintora, a pie de calle’ es visualmente más ligero, con más testimonios y algo más disperso: no me transmite rigor periodístico (no hay una mención expresa de las fuentes de donde se sacan los datos) ni doctrina, pero sí naturalidad en el discurso y acercamiento a la problemática social.

Desde el sector del calzado hasta el de la construcción, pasando por supuesto por el de la hostelería, el periodista narra a los espectadores cómo muchos trabajadores de estos sectores están sometidos a la economía sumergida sin remedio. Aunque los datos introductorios nos permiten conocer lo técnico de la situación, lo que más me interesa del programa son los testimonios: en la calle o en sus puestos de trabajo, a veces a cara descubierta y, otras, con la identidad protegida, le cuentan a Cintora lo que experimentan, a qué se enfrentan en su día a día, qué trabas tienen que saltar, cómo están obligados a engañar al sistema y, en general, cómo viven. Del mismo modo, lo que más me llama la atención del círculo de expertos que analizan la situación es cómo se desenvuelven en la tensión del discurso, pues los datos ya los conocemos y estamos un poco saturados de leerlos en prensa y volvérnoslos a encontrar en los magazines político-sociales de mañana y tarde.

Pero la ruta de Cintora no se limita a España y se desplaza hasta Suiza para mostrarle al público cómo se mueve el dinero en el paraíso fiscal más mediático: en Suiza se reúne con Ernesto Ekaizer y nos sitúan en la historia con unas pinceladas sobre Bárcenas y Pujol. Para el espectador resulta muy sencillo comprender la historia del dinero negro en tan solo un capítulo y desde diversos puntos de vista: el técnico, el mediático, el puramente bancario y, por último, el político gracias a la presencia de cabezas visibles en el cierre.

Aunque no haya supuesto un boom mediático similar al de su salida de ‘Las Mañanas de Cuatro’, creo que el regreso de Jesús Cintora a la pequeña pantalla es necesario, pues acerca a la sociedad a los asuntos de actualidad que en un primer momento le repelen debido a la carga negativa que suponen los temas tratados. Ahora, tan solo me queda esperar a los próximos temas para volverlos a disfrutar como este del estreno.

No me pierdo nada

Deja un comentario