Se abre el tejado

Ni Jonathan ni Hugo ni Azahara: reñidísima final de mujeres en GH15

By  | 

Qué edición más sufrida y, según lo que hemos podido ver esta noche en la penúltima gala de ‘Gran Hermano’ 15, qué agradecida. Al final, tras las noches de jueves “desperdiciadas” viendo cómo Paula escalaba imparable hacia el maletín, a base de vídeos y más vídeos de momentos ridículos, lacrimógenos y un tanto demenciales. Hoy, tras casi quince galas sufriendo cómo la hawaiana se había convertido en la ganadora del programa, los primistas hemos visto cómo nuestras esperanzas alcanzaban el ritmo frenético que mantenía Paula en su carrera por el premio gordo.

Tras la expulsión de Jonathan, Hugo y, para mi sorpresa, Azahara, quedan en la casa de Guadalix de la Sierra dos compañeras y una rival, dos rivales y una víctima: Alejandra y Yolanda, nominadas hasta la saciedad por los demás participantes; y Paula, quien en ocasiones se ha ganado a pulso su estancia en la casa y, en otras, no se ha merecido en absoluto continuar luchando por el puesto al que ahora aspira. Después de una noche de limpieza de muebles y de la intensa entrada de la malagueña en el plató, que tenía que ser sujeta por Mercedes Milá para que viera los vídeos lanzados al plató en lugar de esconder su rostro con sus manos. Hasta ella misma esbozaba muecas de extrañeza al ver cómo Alejandra intentaba provocarla tocando los abdominales de Juanma y negaba los supuestos hechos ante el público… Más que nada, porque aquello no había ocurrido de esa manera. No se puede hablar más claro.

Así como la introvertida vegetariana dio todo el juego del mundo en lo poco que duró su entrevista (por suerte, más que la del primo el jueves pasado. El programa ha sabido rectificar en este sentido), ni Jonathan ni Hugo me resultaron interesantes ante las preguntas de la Milá. Pese a que intentó darle caña a “pocabarba”, demostró una vez más ser un concursante tan plano como cobarde al no admitir sus verdaderas intenciones con Yolanda, quien se quedaba en la casa llorando su marcha. En la despedida, Hugo animaba a Paula y le aseguraba que sería la ganadora de esta edición. Por su la hawaiana no tenía el ego crecido lo suficiente, el gallego se lo alimentaba un poquito más. Sin embargo, Azahara le paraba los pies para recordarles a las primas que también las apoyaban a ellas (¡por supuesto que sí!) y contrarrestaba así el efecto del aplauso paulista procedente de las gradas.

Para mi sorpresa, pese a las estrategias de voto que se llevaban practicando desde que comenzara la campaña por el ganador, Alejandra y Yolanda llegan juntas a la final. Si hace unas semanas me despedía de la prima larguirucha tras su nominación y aparentemente, clarísima expulsión, hoy lo hacía con la chiquichuela, a quien ya visualizaba junto a Jonathan, pasando la más grande de las vergüenzas, viendo sus vídeos, los desprecios del primo y su poquísima dignidad en lo que a él se refiere. ¿Qué ocurrirá durante la última semana de concurso? Es la primera vez que tres mujeres llegan a la final de ‘Gran Hermano’ y quiero creer que se avecinan nuevas tramas: a pesar de que Alejandra no dudaba en abrazar a Paula cuando descubrían que eran finalistas del reality, estoy segura de que la hawaiana no tardará en sembrar el conflicto. ¿Qué tiene que perder ahora, sola y, más víctima, si cabe? Tan solo se puede ganar puntos para seguir escalando… Ojalá no le den la oportunidad. Ojalá sean tan dulces, sencillas y verdaderas como lo han sido durante todo el concurso. Yo ya tengo mi caballo ganador: ojalá #mALEtin.

No me pierdo nada

Deja un comentario