Reality

Fran, expulsado y bendecido con el poder de la videncia extrema

By  | 

Esta noche hemos asistido a una gala que, año tras año, nos ofrece momentos dignos de ser recordados por todos los fanáticos de este programa tan maravilloso. Pese a que se nos haga inaguantable (por tiempo, por vídeos, por concursantes, por todo) y a que, pasada la madrugada, tengamos más ganas de meternos en la cama que de seguir, como cada jueves, al pie del cañón. Pese a todos los contras que hemos encontrado durante esta edición y las anteriores, ‘Gran Hermano’ sigue siendo un gran reality por noches como la de hoy.

A pesar de que la plataforma de televisión online MiTele siga jugándomela, he visto la gala con la emoción que no me produjeron las anteriores. He de confesar que hasta se me ha escapado una lágrima con el reencuentro de Hugo con su abuelo y con el de Azahara y su perrita Siri; y que no he podido evitar “morirme de amor” con las primas y sus respectivas madres. Sin embargo, la sorpresa de la mujer del apoderado, que parecía tener hoy todos los espíritus en su contra, me ha puesto más de mala leche que sentimental. La esposa, dentro de una tarta de plástico y sin sentir ni padecer más que su pena por ver cómo Fran es machacado de forma continua (y bien merecida), no dudaba en soltarle a su marido lo mal que lo están poniendo en el exterior. ¡Y tan pancha! Dios los cría y ellos se juntan. Para su suerte (y la nuestra), su angustia ha durado tan solo unos minutos, pues la audiencia lo expulsaba esta noche con un 63,9% de los votos.

A diferencia de lo que todos esperábamos de cuando el apoderado tuviera que enfrentarse al juego de Mercedes Milá frente a la entrevista, me ha parecido que no ha recibido ni la mitad de caña de la que merecía. Pero no solo por parte de la presentadora, sino que los exconcursantes también se han mostrado cortados a la hora de enfrentarse a Fran. ¿Acaso tienen miedo de que la videncia extrema que ha desarrollado en la casa de Guadalix gracias al poder de Loli? Esta noche hemos presenciado la última perlita del dúo paranormal: la predicción de la fecha exacta de la muerte de la Duquesa de Alba, claro está, previa pregunta del día en que falleció. Todo muy de programación de las tres de la madrugada…

Mientras que la entrevista ha estado más que floja, los demás contenidos de la gala han fluido de una forma lógica. Pese a la saturación de vídeos de Paula a la que nos tiene acostumbrados el programa, el carisma de los demás concursantes ha pisoteado los discursos aprendidos de memoria y las muertes por amor. La hawaiana, fría como un témpano ante la mujer que más quiere del mundo, según sus propias palabras, tan solo podía repetirle a su abuela lo feliz que es y las ganas de vivir que tiene. Lo que sería de extrañar es que, con 20 años recién cumplidos, no las tuviera. Esta vez, Paula se libra de la nominación y, de regalo, se lleva el aplauso reglamentario del público. Para no perder la costumbre.

Volvemos a enfrentarnos a una expulsión complicada. Esta vez, Alejandra, Luis y Jonathan se exponen a la decisión del público y los bandos no saben todavía a quién echar el próximo jueves. Tras las últimas nominaciones y, suponemos, la última expulsión ordinaria de ‘Gran Hermano’ 15, no sabemos qué ocurrirá a partir de ahora. El primo sugiere a sus compañeros que quizá haya repesca… ¿Saben que este año el chiringuito cierra antes de Navidades?

No me pierdo nada

Deja un comentario