El náufrago

Adelantar el prime time, ¿necesidad o sinsentido?

By  | 

La televisión, por su carácter de medio que llega a más gente, sufre constantemente las iras y críticas de todo hijo de vecino que decide pelear con ella. Muchas veces son personas indignadas que creen que su opinión es mejor que la de los demás, otras gente que busca crear una polémica que le dé relevancia. Y la mayoría de veces es gente saliendo por peteneras.

Uno de los últimos casos fue el de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (¿en serio existe esto?) que pedía, mediante recogida de firmas, el adelanto de las ofertas de prime time de los canales de televisión en España. En su carta, exponen memeces de tal índole como las que siguen: “Se incita a los espectadores de televisión a acostarse pasada la medianoche porque se han quedado a ver un programa, con lo que no pueden descansar el tiempo necesario, unas 8 horas diarias. Acudir a la mañana siguiente a tu puesto de trabajo y rendir en plenitud de condiciones es, sencillamente, imposible. El español duerme 53 minutos menos que la media de los demás europeos. Esta alteración de los horarios puede aumentar el grado de estrés, de cansancio, de siniestralidad y de absentismo laboral, afectan a la productividad y al fracaso escolar. Las cadenas de TV no están respetando los horarios de los ciudadanos, y más en unos tiempos de crisis, en los que también afecta a los gastos energéticos, entre otros”. Lo de apelar a la crisis ya es de traca.

Tras esto, la Academia de Televisión en su afán por aparentar que sirve para algo, se ha metido en el asunto diciendo cosas como “Es un barbaridad que a las 12 de la noche estemos viendo la televisión. Nos levantamos antes y no corresponde con el horario de acostarnos. Sería sensato adelantar el prime time”, en palabras de Pepe Quílez, vicepresidente de esta institución.

La primera forma de poner en evidencia tal proposición es poner en cuestión qué es el prime time, o más bien, qué es un “producto de prime time“. El prime time español corresponde, aproximadamente a la franja que va desde las 21h o 21h30 hasta las 23h30 o 0h00, siendo esto algo más bien orientativo. Como también es orientativo decir que ‘Vivo Cantando’ es un producto de prime time pero ponerle la etiqueta a ‘El Hormiguero’ de access prime time estigmatizándolo como algo “menor”. Quiero decir que el prime time es, y será siempre, el horario de máxima audiencia, esto es, el momento en que más televidentes estén ante el televisor y por tanto la franja de mayor importancia de cara a conseguir un buen dato en el share diario del canal, que no olvidemos que es una media ponderada en función del consumo.

En segundo lugar, debemos recordar que somos individuos libres y que no tenemos ninguna obligación para con los productos televisivos. Podemos verlos si queremos y bajo nuestra responsabilidad. Si nos quedamos hasta tarde viendo la tele y al día siguiente no rendimos en el trabajo es cosa nuestra. Como si nos quedamos leyendo hasta las tantas o salimos de fiesta y vamos al curro con resaca, y a nadie se le ocurre que los ebooks dejen de funcionar por ley a las 23h o que los bares cierren entre semana.

Además, volviendo a lo de antes, si quieres ver la tele, ¿quién te obliga a ver lo que se supone que son “productos de prime time“? Hasta donde yo sé, ninguna cadena emite en negro o la carta de ajuste antes del presunto prime time tardío. Es decir, ¿a caso no puedes ver ‘El Intermedio’ e irte a la cama cuando termine Wyoming su sátira? ¿Te obligan a ver la serie después? Y en caso de que adelantasen las series a las 21h, ¿tendrían que emitir un sólo capítulo en lugar de programar reposiciones en el late night para que no te enganches y trasnoches? ¿fundimos a negro pues? Nada de esto tiene mucho sentido.

ElIntermedio

Fijémonos en las audiencias para darnos cuenta de que las estrategias de las cadenas no siempre funcionan y aunque se alarguen a la madrugada las ofertas de prime time para inflar el share eso no significa que cuenten con el respaldo de más espectadores. Por ejemplo, este miércoles ‘Hay una cosa que te quiero decir’ (15,9%) aventajó en dos décimas a ‘Top Chef’ si nos ceñimos al share. Sin embargo, el programa de cocineros de Antena 3 fue el segundo espacio más visto de la jornada en cuanto a media de espectadores, mientras que el talk show de Jorge Javier Vázquez de posicionó como el decimoquinto. Curiosamente el adelanto de ‘Hay una cosa…’, con 9,5% de share tuvo más espectadores de media que el programa en sí (puesto decimosegundo) y la emisión más vista del día correspondió a ‘Informativos Telecinco 21:00’, justo a la hora que estableceríamos ese “prime time razonable”.

Todo esto pasa por alto también el hecho de que las cadenas de televisión privadas pueden emitir lo que quieran y decidir si su emisión comienza antes o después. Son elecciones que parten de ellos y en que los espectadores pueden entrar a su juego o no.

Si acaso, podríamos hablar sobre los horarios de dos tipos de cadenas: las de pago y las públicas. Las cadenas de pago tienen que responder ante sus abonados con un contenido de calidad (ofrecer las series con poca diferencia de emisión con respecto al país de origen, subtítulos, buenos horarios…) pero con ellas poco habría que hablar pues su prime time ya está programado antes que en las privadas. ¿Y la pública? Ahí sí se podría abrir debate y considerar que La 1 debería empezar su prime time a las 22h en lugar de las 22h30, por ejemplo.

Pero, ¿qué consecuencias tendría un adelantamiento en el horario de emisión de los contenidos estelares de La 1? ¿a quién beneficiaría? Está claro que los espectadores de ‘Isabel’ o ‘MasterChef’ quedarían contentos, pero las que verdaderamente podrían frotarse las manos serían las cadenas privadas, que conseguirían mejores datos retrasando sus programas y así evitando la competencia con la pública. Justo lo contrario de lo que se pide, vaya. Imaginemos un escenario en que ‘Águila Roja’ se emite, por ejemplo, de 21h45 a 22h45. ¿No está claro que Telecinco y Antena 3 dilatarían su access prime time para emitir sus programas estelares sin la dura competencia del héroe del siglo de Oro? Recordemos, son privadas. Como dice el refrán, cuidado con lo que deseas porque puede hacerse realidad…

En conclusión, son los hábitos de consumo de los espectadores los que dictan las estrategias de programación de las cadenas de televisión y no del revés, por lo que recoger firmas o debatir se produzca el cambio es ridículo. En cambio si todos los espectadores españoles estuviesen en la cama con los ojos cerrados a las doce de la noche veríais como ninguna cadena malgastaba sus productos más costosos a tales horas.

Y por el amor de Luján Argüelles, que estamos en el siglo XXI y existen alternativas como A la Carta, Mitele, Atresplayer, Yomvi y muchas otras.

Álvaro Onieva, crítico televisivo en AgenTV.es, comunicador audiovisual y guionista | @AlvaroOnieva

Síguenos en nuestras redes sociales para estar al día de todo lo que ocurre en el mundo de la televisión.

4 Comments

  1. Kino

    11/10/2013 at 11:45

    Creo que es necesario mentalizarnos que no es de recibo terminar de ver el producto estrella de Prime Time de las cadenas, a las 2 de la madrugada, como es el caso, especialmente de Telecinco, donde por el motivo de elevar su share, alargan de manera casi insufrible sus programas. Acortar lo que se denomina Access Prime Time, y recuperar el late Night con programas concretos. Creo que incluso, ayudaría a subir el share de determinadas cadenas. Sin ir más lejos. Antena 3 con “La Cúpula” en su doble emisión, finaliza como muy tarde a las 00,15 horas, y posteriormente, en Late Night emiten una reposición de Polícias en Acción.

    • Álvaro Onieva

      12/10/2013 at 13:30

      Kino, en ese preciso caso una vez que finaliza ‘La Cúpula’ la gente deja de ver Antena 3 (supongamos que porque se van a dormir) y ‘Policías en acción’ no consigue buenos datos de share. En cambio cuando han emitido un tercer episodio de una serie extranjera (caso de ‘Vikingos’, por ejemplo), ese último es el que hace mejor share…

      No digo que como espectador no sea “mejor” que el prime time acabase antes, como tú dices, pero está claro que si está como está ahora es porque es lo más rentable, y no podemos pedir a las cadenas privadas que se muevan por otra cosa que no sea la rentabilidad.

  2. jose

    13/10/2013 at 18:45

    Adelantar el prime time es una necesidad.
    No es lo mismo ver el Intermedio o El hormiguero que ver Vive Cantando o Gran Hotel o Masterchef…

    Esto del acces es la perdida de la television. El Hormiguero a las 21:45 consigue como mucho 2 millones y acaba a las 22:40,seguramente por lo menos el 30% de los que lo ven es porque estan esperando la serie de después.
    En mi caso,Vive cantando es una serie que sigo pero El Hormiguero me da sueño,esperando a que llegue las 22:40 para que empieze mi serie.. y que acaba a las 00:10(pasadas) cuando al otro dia me tengo que levanta a las 07am para ir al instituto.Insensatez es tener el prime time a las 22:40.
    El prime time debe estar a las 22:00 ni media hora antes ni media hora después.
    Si Vive Cantando empieza a las 22:00 terminaria a las 23:30 (minuto arriba minuto abajo) la hora perfecta para hacer un late night. ¿El Hormiguero y el Intermedio? al late night.

  3. Pingback: Prime time adelantado de TVE, ¿qué efecto tendrá en las cadenas privadas?

Deja un comentario